/Adaptación al cambio climático

Adaptación al cambio climático

El Grupo
Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, define Adaptación
como “las iniciativas y medidas encaminadas a reducir la vulnerabilidad de los
sistemas naturales y humanos ante los efectos reales o esperados de un cambio climático”. De acuerdo con el
Grupo, existen diferentes tipos de adaptación: preventiva y reactiva, privada y pública, y autónoma y planificada (1).

Se reconoce que la
adaptación es un proceso de aprendizaje que requiere ser interdisciplinario,
multidimensional y transversal, tomando en cuenta el conocimiento local y el
papel de los individuos y las organizaciones de la sociedad civil (2).

La implementación de
acciones para la adaptación al cambio climático en México, al igual que en
muchos otros países con diferentes grados de desarrollo económico, es una
experiencia reciente. El conocimiento sobre la mejor forma de adaptarse al
cambio climático se ha ido construyendo progresivamente. Dos aspectos
importantes por considerar son: a) la incertidumbre que aún existe en torno a
los impactos del cambio climático —su tipo, magnitud y naturaleza—,
incertidumbre que dificulta delimitar las acciones de adaptación; b) el
dinamismo de la vulnerabilidad a los impactos, que demanda la realización de
evaluaciones periódicas para comprender mejor esos procesos (2).

En nuestro país, los instrumentos rectores de la política nacional en materia de cambio climático son la Ley General de Cambio Climático, la Estrategia Nacional de Cambio Climático y el Programa Especial de Cambio Climático.

La Ley General de
Cambio Climático establece, entre otros aspectos, que los objetivos de la
política nacional en materia de adaptación son: reducir la vulnerabilidad de la
sociedad y los ecosistemas frente a los efectos del cambio climático, y
fortalecer la resiliencia y resistencia de los sistemas naturales y humanos
(3).

En concordancia con lo anterior, la Estrategia Nacional de Cambio Climático, establece tres ejes estratégicos en materia de adaptación(4): 

  1. Reducir la
    vulnerabilidad y aumentar la resiliencia del sector social ante los efectos del
    cambio climático
  2. Reducir la
    vulnerabilidad y aumentar la resiliencia de la infraestructura estratégica y
    sistemas productivos ante los efectos del cambio climático
  3. Conservar y usar de
    forma sustentable los ecosistemas y mantener los servicios ambientales que
    proveen.

Así mismo, propone
doce criterios para seleccionar las medidas de adaptación más adecuadas:

  • Atención a poblaciones
    más vulnerables
  • Transversalidad con
    políticas, programas o proyectos
  • Fomento de la
    prevención
  • Sustentabilidad en el
    aprovechamiento y uso de los recursos naturales
  • Conservación de los
    ecosistemas y su biodiversidad
  • Participación activa
    de la población objetivo y fortalecimiento de capacidades
  • Fortalecimiento de
    capacidades para la adaptación
  • Factibilidad
  • Costo-efectividad o Costo-beneficio
  • Coordinación entre
    actores y sectores
  • Flexibilidad
  • Monitoreo y evaluación
    del cumplimiento y efectividad de las acciones elegidas

El Programa Especial de Cambio Climático contempla 2 objetivos
relacionados con la adaptación al cambio climático:

Objetivo 1.
Reducir la vulnerabilidad de la población y sectores productivos e incrementar
su resiliencia y la resistencia de la infraestructura estratégica. El cual
concentra acciones de la Administración Pública Federal para la adaptación al
cambio climático en los ámbitos de gestión integral del riesgo y del
territorio; riesgos de salud de la población; resistencia de la infraestructura
estratégica existente y en el diseño y construcción de la nueva, así como
reducción de la vulnerabilidad en los sectores de industria y servicios.

Objetivo 2.
Conservar, restaurar y manejar sustentablemente los ecosistemas garantizando
sus servicios ambientales para la mitigación y adaptación al cambio climático.
El cual establece estrategias y líneas de acción para garantizar el desarrollo
de una economía competitiva fortaleciendo la conservación, uso, manejo y
aprovechamiento sustentable de los ecosistemas, que proveen servicios
ambientales necesarios para enfrentar el cambio climático. Asimismo, el
objetivo busca fortalecer el manejo comunitario de los ecosistemas; atender las
presiones inmediatas sobre estos, así como aprovechar los sectores forestal,
agropecuario y de otros usos del suelo para la reducción de emisiones y captura
de carbono.

Para lograr establecer
una efectiva estrategia de adaptación, independientemente de la escala de
aplicación o el sector, es necesario tener en cuenta cinco principios
orientadores (2):

  1. Enfoque territorial y ecosistémico: Es indispensable considerar la diversidad socio-ambiental e
    institucional, y el manejo sustentable del territorio y sus recursos naturales.
  2. Derechos humanos, justicia social y equidad de género: En la construcción de capacidades es necesario reconocer la
    igualdad de derechos y considerar las diferencias de género y etnia.
  3. Procesos incluyentes y participativos: La adaptación se desarrolla a diversos niveles, por lo que
    debe derivar de un proceso colectivo e incluyente.
  4. Acceso a la información y transparencia: Es necesario garantizar la transparencia en la toma de
    decisiones y el manejo de recursos. La información es un catalizador de la
    acción individual y colectiva.

Integralidad y transversalidad: Un enfoque de coordinación y cooperación entre
órdenes de gobierno, la administración pública y los sectores sociales y
privados, permite generar sinergias.