/Calidad del aire y cambio climático

Calidad del aire y cambio climático

Los contaminantes climáticos de vida corta tienen efectos importantes sobre el clima y un tiempo de vida en la atmósfera más corto que el CO2

Los Contaminantes Climáticos de Vida Corta (CCVC), conocidos también como forzadores climáticos de vida corta, incluyen: metano (CH4), carbono negro (BC, por sus siglas en inglés), ozono troposférico (O3) y algunos hidrofluorocarbonos (HFC’s). Estos contaminantes tienen efectos importantes sobre el clima y un tiempo de vida en la atmósfera más corto que el CO2.

Adicional a los esfuerzos globales de reducción de emisiones de CO2, la acción sobre los CCVC ofrece oportunidades importantes en las próximas décadas. Asimismo, estos esfuerzos proporcionarían cobeneficios significativos para la salud pública en México.

Los CCVC provienen de varias fuentes y se comportan de manera diferente:

  • Las fuentes de emisión del metano pueden ser naturales (como los humedales) o antropogénicas como la ganadería de rumiantes, el cultivo de arroz, el tratamiento de residuos y aguas residuales, y la extracción de carbón, petróleo y gas. El metano tiene una vida atmosférica de aproximadamente 12 años, pero tiene un potencial de calentamiento global muy alto. Además de tener un impacto significativo sobre el calentamiento como GEI, es uno de los precursores del ozono troposférico.
  • Las partículas negras de hollín o carbono negro se originan en su gran mayoría por la quema incompleta de combustibles fósiles en procesos industriales, transporte y en procesos de pequeña escala como ladrilleras; así como de quema de materiales de muy diversa naturaleza, como la leña, los esquilmos agrícolas y los residuos urbanos e industriales. Aunque pueden viajar grandes distancias, estas partículas tienen un periodo de vida corto en la atmósfera, medido en horas o semanas. Como el metano, el carbono negro calienta la atmósfera más intensamente que el CO2; existe evidencia de que el potencial de calentamiento global de BC es muy alto. Algunos autores incluso lo sitúan como el segundo contaminante que más contribuye al cambio climático después del CO2, llegando a contribuir en un periodo de veinte años hasta 3,200 veces más que el CO2. Además, el BC contribuye a la reducción del albedo y tiene un gran impacto en la salud de la población.
  • A diferencia de otros contaminantes del aire, el ozono troposférico no se emite directamente. Es un contaminante secundario que se forma en la tropósfera a través de complejas reacciones fotoquímicas entre compuestos orgánicos volátiles (COVs), óxidos de nitrógeno (NOx), monóxido de carbono (CO) y CH4, principalmente. El ozono tiene un impacto importante en la salud, cultivos agrícolas y otros ecosistemas como bosques.
  • Los hidrofluorocarbonos son un grupo de productos químicos manufacturados para el uso en refrigeración y aerosoles entre otros. La emisión de estos productos podría aumentar en casi veinte veces en las próximas tres décadas si no se toman medidas para reducir su consumo.

Del 21 al 23 de marzo de 2018 se llevó a cabo en la Ciudad de México el Taller Regional de Expertos sobre Calidad del Aire y Contaminantes Climáticos de Vida Corta, con la participación de 12 países de Latinoamérica y el Caribe.

El evento, organizado por el INECC, la Coalición Clima y Aire Limpio para Reducir los Contaminantes de Vida Corta (CCAC por sus siglas en inglés) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, analizó diferentes temas relacionados con la calidad del aire y el cambio climático, destacando la transversalidad del sector transporte y el uso eficiente de la energía residencial como un tema común de la región por el impacto del carbono negro en la salud, la calidad del aire y el cambio climático.

Durante en Taller se presentó el libro “Avances y oportunidades en la reducción de Contaminantes Climáticos de Vida Corta en América Latina y el Caribe” publicado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, bajo la coordinación de la Dra. Luisa Molina, directora del Molina Center for Energy and the Environment, y el Dr. Víctor Hugo Páramo, Coordinador General de Contaminación y Salud Ambiental del INECC, el cual puede consultarse en el sitio web de CCACoalition.

La actualización del Inventario Nacional de Emisiones de Gases y Compuestos de Efecto Invernadero 2015 incluye un inventario de carbono negro (CN), partículas contaminantes que se producen por la combustión incompleta de los combustibles fósiles, uso residencial de la leña, incendios forestales, quemas agrícolas y de residuos. Se estimó que en el 2015 se generaron 112,240 toneladas de este forzador climático de vida corta que produce efectos negativos en la salud pública.

Fuente: http://www.inecc.gob.mx/descargas/cclimatico/2015_inv_nal_emis_gei.pdf

Informe Apoyo a la Iniciativa de Planificación Nacional sobre Contaminantes Climáticos de Vida Corta en México

Versión en español

  Versión en inglés