/Marco de Adaptación de Cancún (CAF)

Marco de Adaptación de Cancún (CAF)

En la Conferencia de
las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2010 (COP 16), celebrada en
Cancún, México, las Partes afirmaron que debería darse la misma prioridad a la
adaptación que a la mitigación. En este contexto, las Partes adoptaron el Marco
de Adaptación de Cancún (CAF, por sus siglas en inglés) como parte de los
Acuerdos de Cancún.

El objetivo del CAF es
para mejorar las medidas de adaptación, en particular mediante la cooperación
internacional y el examen coherente de las cuestiones relacionadas con la
adaptación en el marco de la CMNUCC. En última instancia mejorando las medidas
de adaptación busca reducir la vulnerabilidad y aumentar la resiliencia en las
Partes que son países en desarrollo, teniendo en cuenta las necesidades
urgentes e inmediatas de los países en desarrollo que son particularmente
vulnerables. Incluye cinco esferas:

  1. Implementación
    (incluidos los Planes Nacionales de Adaptación y el Programa de Trabajo sobre
    Pérdidas y Daños).
  2. Apoyo (que incluye
    financiamiento, tecnología y desarrollo de capacidades a largo plazo, en mayor
    escala, predecible, nueva y adicional).
  3. Instituciones
    (incluido el establecimiento de un Comité de Adaptación).
  4. Principios (un enfoque
    impulsado por los países, que incluye una perspectiva de género, participativo
    y plenamente transparente, tomando en cuenta los grupos, las comunidades y los
    ecosistemas vulnerables).
  5. Participación de las
    partes interesadas (que incluye las organizaciones multilaterales,
    internacionales, regionales y nacionales pertinentes, los sectores público y
    privado, la sociedad civil y otras partes interesadas pertinentes).

Como parte del CAF,
las Partes establecieron el Comité de Adaptación (AC, por sus siglas en inglés) para promover la intensificación
de la labor relativa a la adaptación de manera coherente en virtud de la
CMNUCC, entre otras cosas, a través de las siguientes funciones:

  • Prestación de apoyo técnico
    y orientación a las Partes.
  • Intercambio de
    información relevante, conocimiento, experiencia y buenas prácticas.
  • Promoción de sinergias
    y fortalecimiento del compromiso con las organizaciones nacionales, regionales
    e internacionales, centros y redes.
  • Suministro de
    información y recomendaciones, sobre la base de las buenas prácticas de
    adaptación, para su examen por la COP en la orientación sobre los medios para
    incentivar la aplicación de medidas de adaptación, incluyendo el
    financiamiento, la tecnología y el desarrollo de capacidades.
  • Apoyo proporcionado y
    recibido, teniendo en cuenta la información comunicada por las Partes sobre el
    seguimiento y revisión de las medidas de adaptación.